Presentación

Palabras de la Presidenta

A mediados de la década del año 2000, ante la proliferación de lugares de intercambio en  derecho internacional – centros de investigación, institutos, grupos o redes, por ejemplo–las directivas de la Sociedad Quebequense de Derecho Internacional (SQDI) se cuestionaron acerca de cómo se debía evolucionara fin de preservar su relevancia. Para el equipo del momento en que yo era parte, la SQDI, creada en 1982, debía reorientarla forma de organizar sus actividades. Ya no era suficiente organizar eventos de difusión e intercambio, ofrecidos ya por aquellas nueva agrupaciones; la SQDI debía convertirse en un espacio para unir estos centros, institutos y redes. Fue el intento de romper las barreras y hacer viajar profesores, investigadores, profesionales, estudiantes de un lugar a otro. Siendo siempre inclusiva y  unificadora, la SQDI ahora debe actuar como un aglutinante, creando asociaciones donde se encontraran algunas fronteras. De hecho, si nos bombardearon con ofertas de actividades en el derecho internacional, pocas permitieron intercambiar fuera de nuestras redes.

Con la organización de los primeros estados generales sobre la educación y la investigación en el derecho internacional en Quebec en el otoño de 2007, la SQDI definitivamente se ha mostrado como un lugar de reunión. De hecho, todos – o casi – los profesores de derecho internacional habían respondido a la llamada. El evento se repitió cinco años más tarde con el mismo éxito. Luego,  la SQDI multiplicó las oportunidades de rencuentros. Las conferencias Maximilian Bibaud y Katia Boustany, ofrecen la oportunidad para que un experto salga de su entorno natural para hacer frente a un nuevo público, un encuentro e intercambio entre investigadores, estudiantes y profesionales de diversos orígenes. El Boletín, publicado mensualmente difunde electrónicamente las actividades y nuevos grupos diversos, institutos y centros de investigación en Quebec y en otros lugares.

En paralelo a estas actividades, La Revista Quebequense de Derecho Internacional (RQDI), el organismo científico de SQDI ha labrado un lugar especial en el panorama de las revistas de derecho internacional. Trilingüe, financiado por el CRSH, y cuya calidad editorial está garantizada no sólo por un comité de lectura de los principales expertos de todo el mundo, sino también por un equipo editorial de jóvenes estudiantes brillantes provenientes de diversas universidades, la revista dio un giro decisivo en la decisión de publicar sus números gratuitos en línea. El número de descargas ha aumentado de forma constante, superior a 40 000 por mes. Debido a su calidad editorial asegurada por un doble proceso de revisión por pares, los tiempos de procesamiento de los textos son envidiables y por la visibilidad de los artículos publicados, los autores de Quebec, sino también de otras partes, pueden confiar con orgullo sus manuscritos a la RQDI.

Finalmente no puedo pasar en silencio la creación del Círculo estudiante de la SQDI. Este órgano, dirigido por estudiantes, fija un dinamismo muy envidiable. Sea por medio del coloquio bienal o de las conferencias y de los talleres, las actividades del círculo les ofrecen a los estudiantes la posibilidad de cambiar con estudiantes de todas las Facultades y testimonian la existencia muy efectiva – y reconfortante – de un relevo para el derecho internacional en Quebec.

La SQDI tiene pues ¡el viento en los velas! Mi predecesor, el profesor Olivier Delas, no es extraño a esta evolución efervescente. El equipo al que supo reunir tampoco. Se trata ahora de asegurar la perennidad de lo que ha sido alcanzado, intentando innovar en ciertos aspectos con arreglo a las transformaciones sociales, geopolíticas o económicas.

Frente al aumento del extremismo y del populismo, a causa de la inestabilidad y del carácter de lo imprevisible que caracterizan nuestra era, delante de las desigualdad esto da vía muy reales, porque lo que pasa en el extranjero nos toca y nos preocupa, una asociación como la SQDI no debe contentarse con servir a sus miembros; la comunidad entera necesita fuerzas vivas, de internacionalistas comprometidos, actores de la sociedad, conectados sobre los retos variados, movilizados, movilizables y conectados sobre su medio, sobre su comunidad local e incluso planetaria. A este respecto, varios de nuestros miembros son ya muy activos, perola SQDI puede ciertamente desempeñar un papel para movilizarles más. He aquí lo que debería permitir caracterizar una parte del trabajo del equipo en los próximos años.

Geneviève Dufour,

Présidenta de la SQDI

Geneviève Dufour

Presidenta de la SQDI

Profesora agregada, Facultad de derecho, Universidad de Sherbrooke

Vice-decana de investigación

Directora del programa de la maestría en derecho internacional y politica internacional aplicada (DIPIA)